Pregunta de la semana para el 9/12/2015

Buenas tardes queridos científicos. Como se acerca la Navidad y seguro que vais a hacer platos exquisitos de comida, que mejor que hacer este mes preguntas culinarias. La primera ….

  • En la cocina hay muchos utensilios como cuchillos, cacerolas o sartenes. Hoy día se venden muchas sartenes revestidas de teflón, que evita que la comida se pegue al ser calentada. La pregunta es..si nada se pega al teflón, ¿ cómo se adhiere él a las sartenes? A ver qué me decís. Los comentarios a esta pregunta se cerrarán el martes 8 a las 19 horas.sarten

20 comentarios

  1. ¿Cómo se adhiere el teflón a la sartenes?

    Para cubrir ollas y sartenes con teflón se usan dos técnicas diferentes. El método de sintetización y el de bombardeo.

    El de sistetización consiste en elevar la temperatura del teflón hasta unos 400 grados, para a continuación imprimirlo en la superficie que queramos. Este método tiene un handicap: cuando el teflón se enfría cabe la posibilidad de que se separe de la sartén con el tiempo.

    El de bombardeo es más complejo y seguro, pues se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén bombardeándolo con iones en un campo eléctrico y en el vacío, a fin de desprender átomos de flúor de la parte que queremos adherir a la sartén.

    Lo que provoca que el teflón sea adherente son estas moléculas de flúor, de modo que sin ellas ahora podemos añadir a esa cara sin flúor cualquier otro material que favorezca la adición, como por ejemplo el oxígeno.

    Me gusta

  2. Existen dos métodos para pegar el teflón a la sartén:

    1. SISTETIZACIÓN: Se eleva la temperatura del teflón a 400º ( no sufre modificaciones y es capaz de resistir elevadas temperaturas alrededor de 300º) para imprimirlo en la superficie de la sartén.
    Puede ocurrir que el teflón al enfriarse se separe de la sartén con el tiempo.

    2. BOMBARDEO: El teflón se modifica quimicamente y se pega a la sartén bombardeándo la parte que queremos pegar con iones en un campo eléctrico y en el vacío para desprender átomos de flúor y poder sustituirlos por átomos de oxígeno, así el teflón puede adherirse a la sartén.
    Este método es más seguro que el anterior.

    Me gusta

  3. El teflón o politetrafluoretileno es un material adherente ,además, el teflón es capaz de resistir temperaturas de unos 300º C durante largos periodos sin apenas modificaciones. Es resistente a muchos de los ácidos. Y es resistente a muchos disolventes orgánicos.

    Para cubrir sartenes y ollas con teflón se usan dos técnicas.
    El de sistetización: Se eleva la temperatura del teflón hasta unos 400 grados, después se imprime en una superficie (cuando el teflón se enfría cabe la posibilidad de que se separe de la sartén con el tiempo).

    El de bombardeo: es más complejo y seguro, se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén bombardeándolo con iones para desprender los átomos de flúor de la parte que queremos pegar a la sartén. Lo que hace que el teflón sea adherente son las moléculas de flúor, sin ellas podemos añadir a esa cara sin flúor cualquier otro material que favorezca la adición, como por ejemplo el oxígeno.

    Me gusta

  4. Esther Cañada Cabello

    El método de sintetización consiste en elevar la temperatura del teflón hasta unos 400 ºC e imprimirlo a presión en la superficie que nos interese. Una vez enfriada ya forma parte de dicha superficie. Es parecido a un proceso de fundición. Si bien resulta sencillo y económico, este método presenta un inconveniente. Con el tiempo y el uso, el teflón tiende a separarse de la sartén. Lo que obliga a cambiarla antes de lo pensado. Una contrariedad. El segundo método del que les hablaba es el de bombardeo, que resulta ser más complejo, caro y seguro. Y hay que realizarlo en dos etapas. En la primera se eliminan los átomos de flúor de la cara del teflón que queremos pegar a la sartén u olla. No olvidemos que ellos son los que impiden que ningún material se pueda agregar. La forma de desprenderlos es bombardeando la cara en cuestión con iones, en el seno de un campo eléctrico y en el mayor vacío posible. Una vez arrancados esos átomos, en la segunda etapa, podemos modificar esa cara añadiéndole cualquier otro material que favorezca la adición, como por ejemplo, oxígeno O2. Así es como se unen sartén y teflón.

    Me gusta

  5. Marina, 1°Bach.

    El teflón sirve para muchas cosas, como para aislar cables, para componentes electrónicos, para revestir aviones, naves…
    Además, puede resistir temperaturas de unos 300ºC sin sufrir modificaciones. Es resistente a la mayoría de ácidos y a muchos disolventes orgánicos.

    Para cubrir ollas y sartenes con teflón se usan dos técnicas diferentes: el método de sintetización y el de bombardeo.
    El primero consiste en elevar la temperatura del teflón hasta unos 400°C, para imprimirlo en la superficie que queramos. Sin embargo, cuando el teflón se enfría, cabe la posibilidad de que se separe de la sartén con el tiempo.
    El de bombardeo es más seguro: se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén, bombardeándolo con iones en un campo eléctrico y en el vacío. Así se desprenden átomos de flúor de la parte que queremos adherir a la sartén.

    Lo que provoca que el teflón sea adherente son estas moléculas de flúor.
    Entonces, si las eliminamos de esa cara, se puede añadir cualquier otro material que favorezca la adición (por ejemplo, el oxígeno).

    Me gusta

  6. También se puede llamar politetrafluoretileno.
    El flúor que las envuelve repele casi cualquier material y evita que estos se adhieran al teflón, pero hay dos técnicas que se utilizan para que se adhiera:
    -Método de la sintetización: trata de elevar la temperatura a 400ºC, que permite que se adhiera, y cuando se va enfriando, se despega.
    -Método del “bombardeo”: trata de quitar las moléculas de flúor para que se adhiera, y para mejorar su adición, se le añade átomos de oxígeno.

    Me gusta

  7. Para cubrir ollas y sartenes con teflón se usan dos técnicas diferentes:
    -Sistetización, consiste en elevar la temperatura del teflón hasta unos 400 grados, para imprimirlo en la superficie que queramos. El incovenente es que cuando el teflón se enfría cabe la posibilidad de que se separe de la sartén con el tiempo.
    -Bombardeo, más complejo y seguro, pues se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén bombardeándolo con iones en un campo eléctrico y en el vacío, a fin de desprender átomos de flúor de la parte que queremos adherir a la sartén. Lo que provoca que el teflón sea adherente son estas moléculas de flúor, de modo que sin ellas ahora podemos añadir a esa cara sin flúor cualquier otro material que favorezca la adición, como por ejemplo el oxígeno.

    Me gusta

  8. Si nada se pega al teflón, ¿cómo se adhiere él a las sartenes?

    Para cubrir ollas y sartenes con teflón se usan dos técnicas diferentes. El método de sintetización y el de bombardeo.
    El proceso de sintetización: consiste en calentar el teflon hasta los 400 grados e imprimirlo en la superficie de la sartén, aunque utilizando este proceso puede separarse con el tiempo de la superficie a la qué se ha adherido.
    El proceso de bombardeo: es más complejo y seguro que el anterior. Se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén bombardeándolo con iones en un campo eléctrico y en el vacío, a fin de desprender átomos de flúor de la parte que queremos adherir a la sartén y pudiendo ser sustituidos por un material que favorezca esta adición, por ejemplo oxígeno.

    Me gusta

  9. Para adherir el teflón a la sartén existen 2 métodos:

    1~SISTETIZACIÓN
    -Primero lavan con un chorro de arena la sartén para crear microgrietas en su superficie.
    -Pulverizan una capa de teflón imprimador sobre la sartén. Este imprimador, como la mayoría, es delgado, lo que le permite el fluido a las microgrietas.
    -La superficie preparada se pone luego al horno y se somete a altísimas temperaturas (unos 400 grados), esto hace que el teflón se solidifique y encuentre un asidero mecánico seguro.
    -Luego se pulveriza la sartén con la capa final y se hornea de nuevo.
    -La capa final de teflón se pega muy bien a la capa imprimadora.

    2~BOMBARDEO
    Es un método más complejo y seguro, pues se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén, bombardeándolo con iones en un campo eléctrico y en el vacío. Con esto intentamos conseguir que se desprendan átomos de flúor de la parte que queremos adherir a la sartén.

    Me gusta

  10. Mounir Ben Allal

    Para cubrir ollas y sartenes con teflón se usan dos técnicas diferentes. El método de sintetización y el de bombardeo.

    El de sistetización consiste en elevar la temperatura del teflón hasta unos 400 grados, para a continuación imprimirlo en la superficie que queramos. Este método tiene un handicap: cuando el teflón se enfría cabe la posibilidad de que se separe de la sartén con el tiempo.

    El de bombardeo es más complejo y seguro, pues se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén bombardeándolo con iones en un campo eléctrico y en el vacío, a fin de desprender átomos de flúor de la parte que queremos adherir a la sartén.

    Lo que provoca que el teflón sea adherente son estas moléculas de flúor, de modo que sin ellas ahora podemos añadir a esa cara sin flúor cualquier otro material que favorezca la adición, como por ejemplo el oxígeno.

    Me gusta

  11. Cristina Muñoz Pérez

    ¿Cómo se adhiere el teflón a las sartenes?

    Para cubrir ollas y sartenes con teflón se usan dos técnicas diferentes. El método de sintetización y el de bombardeo.

    El de sistetización consiste en elevar la temperatura del teflón hasta unos 400 grados, para a continuación imprimirlo en la superficie que queramos. Este método tiene un handicap: cuando el teflón se enfría cabe la posibilidad de que se separe de la sartén con el tiempo.

    El de bombardeo es más complejo y seguro, pues se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén bombardeándolo con iones en un campo eléctrico y en el vacío, a fin de desprender átomos de flúor de la parte que queremos adherir a la sartén.

    Lo que provoca que el teflón sea adherente son estas moléculas de flúor, de modo que sin ellas ahora podemos añadir a esa cara sin flúor cualquier otro material que favorezca la adición, como por ejemplo el oxígeno.

    Me gusta

  12. ¿ Cómo se adhiere el teflón a las sartenes?

    El politetrafluoroetileno (PTFE) es un polímero similar al polietileno, en el que los átomos de hidrógeno han sido sustituidos por átomos de flúor. Bajo el nombre de Teflon, que es una marca comercial registrada propiedad de DuPont, la multinacional comercializa este y otros cuatro polímeros de semejante estructura molecular y propiedades.
    Es antiadherente en todas las direcciones, tanto el lado de la sartén (la parte interna) como el lado de la comida (la parte externa), entonces, ¿ como hacen para adherir el teflón a la sartén?
    Hay dos opciones, la primera, lavan con un chorro de arena la sartén para crear múltiples microgrietas en su superficie. Luego pulverizan con spray una capa de teflón imprimador sobre la sartén. Este imprimador, como la mayoría, es delgado, lo que le permite fluir hacia las microgrietas. La superficie así preparada se pone luego al horno y se le aplica un calor muy alto, lo cual hace que el teflón se solidifique y encuentre un asidero mecánico razonablemente seguro. Luego se pulveriza la sartén con la capa final y se la hornea de nuevo.
    Y la otra opción consiste en el bombardeo, es más complejo y seguro, pues se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén bombardeándolo con iones en un campo eléctrico y en el vacío, a fin de desprender átomos de flúor de la parte que queremos adherir a la sartén. Lo que provoca que el teflón sea adherente son estas moléculas de flúor, de modo que sin ellas ahora podemos añadir a esa cara sin flúor cualquier otro material que favorezca la adición, como por ejemplo el oxígeno.

    Me gusta

  13. Existen dos métodos para adherir el teflón a las sartenes:
    Método de sintelización: elevar la temperatura del teflón para poder pegarlo a la superficie del recipiente. El principal inconveniente a este método es la alta probabilidad de que el teflón se separe del material con el paso del tiempo al enfriarse.
    Método de bombardeo: en un campo eléctrico al vacío se bombardea el teflón con iones, consiguiendo desprender átomos de flúor en la capa que se quiere pegar a la sartén (haciendo que se vuelva adherente).

    Me gusta

  14. Para cubrir sartenes con teflón se usan dos técnicas diferentes; El método de sintetización y el de bombardeo.

    El de sistetización consiste en elevar la temperatura del teflón hasta unos 400 grados, para a continuación imprimirlo en la superficie que queramos. Este método tiene un inconveniente: cuando el teflón se enfría cabe la posibilidad de que se separe de la sartén con el tiempo.

    El de bombardeo es más complejo y seguro, pues se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén bombardeándolo con iones en un campo eléctrico y en el vacío, a fin de desprender átomos de flúor de la parte que queremos adherir a la sartén.

    Lo que provoca que el teflón sea adherente son estas moléculas de flúor, de modo que sin ellas ahora podemos añadir a esa cara sin flúor cualquier otro material que favorezca la adición, como por ejemplo el oxígeno.

    Le gusta a 1 persona

  15. La pregunta es..si nada se pega al teflón, ¿ cómo se adhiere él a las sartenes?
    Primero cabe puntualizar que el teflón, nombre comercial registrado por DuPont para referirnos politetrafluoretileno, y que sirve para muchas otras cosas, como el aislamiento de cables de comunicación de datos, en ropas y tapicerías (para repeler agua y manchas), en revestimientos de aviones, cohetes, naves espaciales, en prótesis, en componentes electrónicos…
    Y además, el teflón es capaz de resistir temperaturas de unos 300º C durante largos periodos sin apenas sufrir modificaciones. Es resistente a la mayoria de los ácidos y las bases. Y es resistente (insoluble) a muchos disolventes orgánicos.
    Un mito muy extendido es que el teflón surgió a consecuencia de la carrera espacial, pero no es cierto. Aunque se usó, efectivamente, en la capa externa de los trajes de los astronautas, en realidad fue descubierto fortuitamente por Roy J. Plunkett mientras trabajaba para la empresa Du Pont en 1941. Viva la serendipia.
    Para cubrir ollas y sartenes con teflón se usan dos técnicas diferentes. El método de sintetización y el de bombardeo.
    El de sistetización consiste en elevar la temperatura del teflón hasta unos 400 grados, para a continuación imprimirlo en la superficie que queramos. Este método tiene un handicap: cuando el teflón se enfría cabe la posibilidad de que se separe de la sartén con el tiempo.
    El de bombardeo es más complejo y seguro, pues se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén bombardeándolo con iones en un campo eléctrico y en el vacío, a fin de desprender átomos de flúor de la parte que queremos adherir a la sartén.
    Lo que provoca que el teflón sea adherente son estas moléculas de flúor, de modo que sin ellas ahora podemos añadir a esa cara sin flúor cualquier otro material que favorezca la adición, como por ejemplo el oxígeno.

    Me gusta

  16. El teflón es un polímero fluorinatado, siendo un polímero un paquete compuesto por idénticas moléculas básicas que conforman una larga cadena; la sustancia de la mayoría de los plásticos. La fluorina, debido a ciertas propiedades electroquímicas , se une de un modo tan firme al carbono en el teflón, que es virtualmente imposible que otras sustancias pero ¿entonces como hacen para adherir el teflón a la sartén?
    * Primero lavan con un chorro de arena la sartén para crear múltiples microgrietas en su superficie. Luego pulverizan con spray una capa de teflón imprimador sobre la sartén. Este imprimador, como la mayoría, es delgado, lo que le permite fluir hacia las microgrietas. La superficie así preparada se pone luego al horno y se le aplica un calor muy alto, lo cual hace que el teflón se solidifique y encuentre un asidero mecánico razonablemente seguro. Luego se pulveriza la sartén con la capa final y se la hornea de nuevo. (La capa final de teflón se pega muy bien a la capa imprimadora). Funciona mucho mejor que con las primeras sartenes de teflón, pero aún así se puede arruinar cualquier utensilio para cocinar si se le aplica un calor extremadamente alto. Esto hace que las uniones entre algunos de los átomos de carbono se rompan, permitiendo que otras cosas que no deseamos que se peguen terminen por adherirse a la sartén

    Me gusta

  17. El teflón es un polímero fluorinatado, siendo un polímero un paquete compuesto por idénticas moléculas básicas que conforman una larga cadena; la sustancia de la mayoría de los plásticos. La fluorina, debido a ciertas propiedades electroquímicas, se une de un modo tan firme al carbono en el teflón, que es virtualmente imposible que otras sustancias (por ejemplo un huevo crudo) encuentren un agarre químico al que asirse. Lo mismo se aplica por supuesto al propio teflón, que es incapaz de agarrarse a cualquier superficie pero, ¿entonces como hacen para adherir el teflón a la sartén? Primero lavan con un chorro de arena la sartén para crear múltiples microgrietas en su superficie. Luego pulverizan con spray una capa de teflón imprimador sobre la sartén. Este imprimador, como la mayoría, es delgado, lo que le permite fluir hacia las microgrietas. La superficie así preparada se pone luego al horno y se le aplica un calor muy alto, lo cual hace que el teflón se solidifique y encuentre un asidero mecánico razonablemente seguro. Luego se pulveriza la sartén con la capa final y se la hornea de nuevo. (La capa final de teflón se pega muy bien a la capa imprimadora). Funciona mucho mejor que con las primeras sartenes de teflón, pero aún así se puede arruinar cualquier utensilio para cocinar si se le aplica un calor extremadamente alto. Esto hace que las uniones entre algunos de los átomos de carbono se rompan, permitiendo que otras cosas que no deseamos que se peguen terminen por adherirse a la sartén

    Me gusta

  18. Como metal base para la fabricación de cacerolas y sartenes de teflón se emplea aluminio (Al) o acero inoxidable. A simple vista la superficie de ambos metales es lisa, aunque en realidad poseen microporos. Lo primero que se hace para lograr que el teflón se adhiera a las superficies metálicas de los utensilios de cocina es aumentar mucho más dicha porosidad empleando diferentes métodos, como por ejemplo:

    1. Mediante el impacto de chorros de arena a presión (sandblast) sobre la superficie metálica.
    2. Con la aplicación de abrasivos metálicos de forma mecánica.
    3. Con el empleo de procesos químicos.

    Después que el metal del utensilio de cocina se ha sometido al aumento de la porosidad, se calienta en un horno y mediante un proceso de imprimación se le aplica una capa base de un producto químico de fórmula especial (especie de semiteflón). Esa capa se somete a continuación a un proceso de sinterización elevando la temperatura por encima de 400 ºC (aproximadamente 800 ºF) por espacio de unos pocos minutos para de esa forma curar el polímero. Este proceso asegura la fijación al metal de la cara interna de esa primera capa química, mientras que la cara externa, o sea, la que queda expuesta en la superficie, se convierte en politetrafluoroetileno o Teflón. Seguidamente el proceso continúa con la aplicación de una o más capas de Teflón sobre dicha superficie, las que se van adhiriendo perfectamente una sobre la otra al ser todas del mismo material. Posteriormente la cazuela, sartén o molde de hornear en proceso de fabricación se somete a un calentamiento-curado hasta que, finalmente, se obtiene una superficie plástica completamente sólida y bien adherida al metal.

    Me gusta

  19. Como metal base para la fabricación de cacerolas y sartenes de teflón se emplea aluminio (Al) o acero inoxidable. A simple vista la superficie de ambos metales es lisa, aunque en realidad poseen microporos. Lo primero que se hace para lograr que el teflón se adhiera a las superficies metálicas de los utensilios de cocina es aumentar mucho más dicha porosidad empleando diferentes métodos, como por ejemplo:

    1. Mediante el impacto de chorros de arena a presión (sandblast) sobre la superficie metálica.
    2. Con la aplicación de abrasivos metálicos de forma mecánica.
    3. Con el empleo de procesos químicos.

    Después que el metal del utensilio de cocina se ha sometido al aumento de la porosidad, se calienta en un horno y mediante un proceso de imprimación se le aplica una capa base de un producto químico de fórmula especial (especie de semiteflón). Esa capa se somete a continuación a un proceso de sinterización elevando la temperatura por encima de 400 ºC (aproximadamente 800 ºF) por espacio de unos pocos minutos para de esa forma curar el polímero. Este proceso asegura la fijación al metal de la cara interna de esa primera capa química, mientras que la cara externa, o sea, la que queda expuesta en la superficie, se convierte en politetrafluoroetileno o Tefló. Seguidamente el proceso continúa con la aplicación de una o más capas de Teflón sobre dicha superficie, las que se van adhiriendo perfectamente una sobre la otra al ser todas del mismo material. Posteriormente la cazuela, sartén o molde de hornear en proceso de fabricación se somete a un calentamiento-curado hasta que, finalmente, se obtiene una superficie plástica completamente sólida y bien adherida al metal.

    Me gusta

  20. Laura Pérez Alba

    Existen 2 maneras:
    El de sistetización consiste en elevar la temperatura del teflón hasta unos 400 grados, para a continuación imprimirlo en la superficie que queramos. Este método tiene un handicap: cuando el teflón se enfría cabe la posibilidad de que se separe de la sartén con el tiempo.

    El de bombardeo es más complejo y seguro, pues se modifica químicamente el lado del teflón que queremos pegar a la sartén bombardeándolo con iones en un campo eléctrico y en el vacío, a fin de desprender átomos de flúor de la parte que queremos adherir a la sartén.

    Lo que provoca que el teflón sea adherente son estas moléculas de flúor, de modo que sin ellas ahora podemos añadir a esa cara sin flúor cualquier otro material que favorezca la adición, como por ejemplo el oxígeno.

    Me gusta

A %d blogueros les gusta esto: