Pregunta de la semana 25/11/2015

Retomamos de nuevo estas preguntas curiosas sobre ciencia. Sabéis que los delfines tiene que tomar oxígeno del aire para poder respirar , pero…¿ Cómo duermen las ballenas y los delfines sin ahogarse? Espero vuestras respuestas 😉

Sin_t_tulo

14 comentarios

  1. Los delfines y las ballenas «separan» su cerebro en dos partes para dormir; estas criaturas saben como dormir solo una mitad de su cerebro. Cuando una mitad cumple su cometido mientras está despierta, la otra queda dormida. Así se aseguran de dormir y respirar. Al dormir solo un hemisferio del cerebro, el otro se mantiene lo suficientemente consciente como para conducirlos a la superficie en busca de oxígeno. Esto lo hacen sobre unas 8 horas diarias

    Me gusta

  2. Las observaciones realizadas sobre los delfines mulares de zoológicos y acuarios -y sobre las ballenas y delfines en libertad- muestran dos métodos básicos de sueño: o bien estos animales descansan a dos aguas, ya sea en posición vertical u horizontal, o bien duermen mientras nadan lentamente junto con otro animal.

    Los delfines también entran en una fase de sueño más profunda, generalmente por la noche, en la que quedan flotando en la superficie, lo que les da el aspecto de un tronco flotante.

    Cuando los animales marinos duermen a la vez que nadan están en un estado similar al de la siesta. Los ballenatos y los delfines descansan, comen y duermen junto a su madre mientras ésta nada. Se sitúan en una posición especial en la que la turbulencia que genera la madre al nadar les impulsa. Esta posición se denomina natación escalonada.

    Algunas veces la madre también duerme mientras nada; de hecho, la madre no para de nadar durante las primeras semanas de vida de su cría pues, si lo hiciera, el ballenato empezaría a hundirse, y es que estos bebés ballena no tienen al nacer suficiente grasa en el cuerpo como para flotar fácilmente.

    Si un recién nacido tuviera que nadar todo el rato quedaría cansado y débil, lo que le haría susceptible de tener una infección o de ser atacado. Los delfines adultos macho, que generalmente viajan en parejas, a menudo nadan lentamente uno junto al otro mientras duermen. Las hembras y los delfines jóvenes viajan en grandes grupos, de forma que se reparten más fácilmente la tarea de nadar mientras otros duermen.

    Durante el sueño los delfines mulares desconectan una mitad del cerebro y el ojo opuesto. La otra mitad del cerebro se mantiene despierta con un nivel de atención bajo, lo que le permite estar al tanto de los predadores, los obstáculos naturales y otros animales que haya en las cercanías. También determina cuando toca subir a la superficie en busca de aire fresco. Después de, aproximadamente, dos horas el animal invierte el proceso, desconectando el lado activo del cerebro y despertando la parte dormida.

    Los delfines duermen, generalmente, por la noche, pero solo durante unas pocas horas cada vez. Normalmente están activos a medianoche, posiblemente en concordancia con los bancos de peces y de calamares que suben más cerca de la superficie en esos momentos.

    Me gusta

  3. las ballenas y los delfines cuando duermen no se ahogan porque estos animales descansan a dos aguas, ya sea en posición vertical u horizontal, o bien duermen mientras nadan lentamente junto con otro animal.

    Me gusta

  4. Los delfines y ballenas tienen varias alternativas. Pueden dejarse flotar de forma horizontal adoptando un aspecto de tronco a la deriva pero con frecuencia se les ve en parejas para turnarse en el sueño, de esta manera estos mamíferos duerme dejándose llevar por la estela del otro, que los mantienen en movimiento y alerta ante cualquier peligro.
    Pero lo más sorprendente es su capacidad para dejar dormido medio cerebro y continuar nadando con la otra mitad, que se ocupa de las funciones vitales, sobretodo la respiración además puede mantener el rumbo y evitar que viajar a la deriva…
    Durante estos periodos, ralentizan su metabolismo y se quedan prácticamente inmóviles.

    Me gusta

  5. Laura Pérez Alba

    Los delfines y las ballenas duermen en un estado de semicosciencia, ya que, “separan” su cerebro en dos partes para dormir, es decir, cuando una parte como su cometido y despierta, la otra esta totalmente dormida.
    Esto se debe a que este tipo de animales necesitan estar alerta constantemente a parte de necesitar oxígeno.
    Cuando duermen, estas especies mantienen medio cuerpo sumergido y el otro no y se mueven lentamente y de manera torpe, que a simple vista no nos daríamos cuenta de que están dormidos.

    Me gusta

  6. Si las ballenas y los delfines se pasan toda la vida en el mar ¿cómo hacen para dormir? ¿No se hunden y se ahogan?

    Para dormir usan dos métodos diferentes: permanecen quietos en el agua flotando como un tronco o nadan despacio junto a otro animal mientras duermen (en general, su madre).

    El primer método suelen usarlo cuando permanecen aislados de sus congéneres y el segundo cuando están acompañados.

    Las ballenas y los delfines cuando duermen y nadan a la vez, se sumen en un estado similar al de duermevela, emparejándose para hacerlo o haciéndolo en grupo. Mientras duermen, los delfines sólo detienen la actividad en una mitad del cerebro mientras cierran el ojo del lado opuesto. La otra mitad del cerebro permanece despierta a un nivel bajo de vigilancia, lo justo para detectar depredadores, obstáculos y otros animales, y para determinar cuándo subir a la superficie a respirar. Un par de horas después el animal invierte los papeles y descansa el hemisferio del cerebro que antes estaba activo y despierta el hemisferio que ya durmió, en un patrón que suele denominarse siesta.

    Suelen pasar dormidos un tercio del día y no está claro si llegan a conciliar un sueño profundo
    Es muy raro que un mamífero marino se “ahogue”, pues no inhalan agua de mar, aunque si que a veces mueren por sofocación provocada por la falta de aire.
    Evidentemente dormir en el océano plantea problemas, pero los mamíferos marinos los han afrontado con éxito.

    Me gusta

  7. Los delfines y ballenas no se ahogan ya que o duermen a dos agua ya sea en horizontal o en vertical o duermen mientras nadan lentamente junto a otros animales marinos.

    Me gusta

    1. Investiga un poco más

      Me gusta

  8. Adrián Peñuelas López

    Con frecuencia se les ve en parejas para turnarse en el sueño, de modo que un delfín duerme dejándose llevar por la estela el otro, que lo mantiene en movimiento y alerta ante cualquier peligro.

    Pero sin duda lo más sorprendente en estos mamíferos marinos es su capacidad para dejar dormido medio cerebro y permanecer despierto con el hemisferio opuesto, que se encarga de ejercer el control sobre las funciones vitales, especialmente la respiración. Durante estos periodos de sueño “unihemisférico”, los delfines ralentizan su metabolismo y se quedan prácticamente inmóviles. La mitad del cerebro que permanece activa durante el sueño puede mantener el rumbo del delfín y evitar que viaje a la deriva.

    Me gusta

  9. Esther Cañada Cabello

    Los delfines y las ballenas son conscientes de su respiración por lo que deciden en qué momento buscar oxígeno. Los delfines y las ballenas duermen con un hemisferio cerebral mientras que con el otro están despiertos. De están manera pueden seguir nadando, subir a la superficie a respirar y evitar a los depredadores mientras están ‘‘medio dormidos’’. Por esto duermen cerca de la superficie, de costado con el orificio nasal fuera del agua.

    Me gusta

  10. En primer lugar, tanto los defines como las ballenas, para dormir, usan dos métodos diferentes: permanecen quietos en el agua flotando como un tronco o nadan despacio junto a otro animal mientras duermen.
    El primer método suelen usarlo cuando permanecen aislados de sus congéneres y el segundo cuando están acompañados.
    Las ballenas y los delfines cuando duermen y nadan a la vez, se sumen en un estado de duermevela, es decir , están descansando sin llegar al sueño profundo. Mientras duermen, los delfines sólo detienen la actividad en una mitad del cerebro mientras cierran el ojo del lado opuesto. La otra mitad del cerebro permanece despierta a un nivel bajo de vigilancia, lo justo para detectar depredadores, obstáculos y otros animales, y para determinar cuándo subir a la superficie a respirar. Un par de horas después el animal invierte los papeles y descansa el hemisferio del cerebro que antes estaba activo y despierta el hemisferio que ya durmió.
    Las crías de ballena y delfín comen, descansan y duermen mientras la madre nada y los remolca con su estela, incluso dormida. No puede dejar de nadar durante las primeras semanas de vida de sus retoños porque se hundirían al no disponer todavía de suficiente grasa corporal que los mantenga a flote.
    A parte de esto, las ballenas son tan grandes que poseen una capacidad torácica en relación a su tamaño, lo que les permite inhalar una cantidad tremenda de aire que les dura 6 horas, pueden estar 6 horas sin respirar debido a la cantidad de aire que tienen en los pulmones, por tanto no necesitan obtener tanto oxígeno cuando duermen.

    Me gusta

  11. Estos animales descansan a dos aguas, ya sea en posición vertical u horizontal, o bien duermen mientras nadan lentamente junto con otro animal.

    Los delfines también entran en una fase de sueño más profunda, generalmente por la noche, en la que quedan flotando en la superficie, lo que les da el aspecto de un tronco flotante.

    Cuando los animales marinos duermen a la vez que nadan están en un estado similar al de la siesta. Los ballenatos y los delfines descansan, comen y duermen junto a su madre mientras ésta nada. Se sitúan en una posición especial en la que la turbulencia que genera la madre al nadar les impulsa. Esta posición se denomina natación escalonada.
    Para evitar ahogarse mientras duermen es crucial que estos mamíferos marinos retengan el control del su espiráculo. El espiráculo es una especie de tapa de piel diseñada para abrirse y cerrarse bajo el control voluntario del animal. Aun cuando es un tema polémico, la mayor parte de los investigadores coinciden en que, para respirar, el delfín o ballena tiene que estar consciente y alerta para saber si su espiráculo está sobre la superficie del agua o no.

    Me gusta

  12. Cristina Muñoz Pérez

    -¿Cómo duermen las ballenas y los delfines sin ahogarse?
    Para dormir usan dos métodos diferentes: permanecen quietos en el agua flotando como un tronco o nadan despacio junto a otro animal mientras duermen.

    El primer método suelen usarlo cuando permanecen aislados de sus congéneres y el segundo cuando están acompañados.

    Las ballenas y los delfines cuando duermen y nadan a la vez, se sumen en un estado similar al de duermevela, emparejándose para hacerlo o haciéndolo en grupo. Mientras duermen, los delfines sólo detienen la actividad en una mitad del cerebro mientras cierran el ojo del lado opuesto. La otra mitad del cerebro permanece despierta a un nivel bajo de vigilancia, lo justo para detectar depredadores, obstáculos y otros animales, y para determinar cuándo subir a la superficie a respirar. Un par de horas después el animal invierte los papeles y descansa el hemisferio del cerebro que antes estaba activo y despierta el hemisferio que ya durmió, en un patrón que suele denominarse siesta.

    Suelen pasar dormidos un tercio del día y no está claro si llegan a conciliar un sueño profundo.

    Me gusta

  13. ¿Cómo duermen las ballenas y los delfines sin ahogarse?

    Para dormir usan dos métodos diferentes: permanecen quietos en el agua flotando como un tronco o nadan despacio junto a otro animal mientras duermen.
    El primer método suelen usarlo cuando permanecen aislados de sus congéneres y el segundo cuando están acompañados.
    Las ballenas y los delfines cuando duermen y nadan a la vez, se sumen en un estado similar al de duermevela, emparejándose para hacerlo o haciéndolo en grupo. Mientras duermen, los delfines sólo detienen la actividad en una mitad del cerebro mientras cierran el ojo del lado opuesto. La otra mitad del cerebro permanece despierta a un nivel bajo de vigilancia, lo justo para detectar depredadores, obstáculos y otros animales, y para determinar cuándo subir a la superficie a respirar. Un par de horas después el animal invierte los papeles y descansa el hemisferio del cerebro que antes estaba activo y despierta el hemisferio que ya durmió, en un patrón que suele denominarse siesta.
    Suelen pasar dormidos un tercio del día y no está claro si llegan a conciliar un sueño profundo.

    Me gusta

A %d blogueros les gusta esto: